Consejos útiles

¿Podré hacer vida normal durante el tratamiento?

La ortodoncia no debe cambiar tu ritmo de vida. Simplemente deberás acudir a tus citas, dedicar más tiempo a la higiene, ya que con los aparatos es más difícil cepillarse, y deberás tener cuidado al morder ciertos alimentos, ya que se podría despegar algún aditamento. en caso de que algo se despegue y estés molesto, solo tienes que llamarnos, te daremos cita inmediatamente para solucionar cualquier inconveniencia.

¿Me dolerá la ortodoncia?

La ortodoncia, como toda las cosas nuevas tiene un periodo de adaptación. en este caso la duración varia de una a dos semanas, según cada persona y la posición de cada diente.

Los primeros días notarás los dientes, especialmente a la hora de comer y es posible que aparezcan pequeñas rozaduras en la mucosa de la mejilla, que desaparecerán de manera espontánea. Para hacer el comienzo más fácil te proporcionaremos un estuche con una serie de productos, para evitar dichas rozaduras o facilitar su curación en caso de que aparezcan.

A lo largo del tratamiento es posible que tras acudir a la clínica donde se realizarán los ajustes te molesten los dientes unos días, pero será mínimo y llevadero.

 

 

¿Cuándo comenzar a cuidar de la dentadura?

Es importante dar el valor que merece al hecho de poder disfrutar de una dentadura eficiente, sana y bonita. Para ello, los padres deben cuidar la dentadura de sus hijos desde que son pequeños y llevarlos periódicamente al dentista.

Cuando aparezcan los defectos en la posición de los dientes o huesos maxilares, si los hubiera, es aconsejable consultar con un ortodoncista especializado, que estudiará la situación y la necesidad de tratamiento.

¿Cuánto costará el tratamiento?

El coste de cada tratamiento de ortodoncia varía según la severidad del problema a tratar, la duración del tratamiento y los objetivos que marquemos. Hacemos planes de tratamiento adaptados a cada uno de nuestros pacientes, por lo que al explicarte el tuyo, te ofreceremos varias alternativas.

Para hacerlo más asequible, te damos la posibilidad de fraccionar los pagos a lo largo del periodo de tratamiento, no suponiendo un fuerte desembolso para las familias.

¿Es posible la Ortodoncia en pacientes adultos?

El tratamiento de pacientes adultos no sólo es posible sino que, en muchos casos, es necesario para corregir el progresivo deterioro de la dentadura y alargar su deseable existencia. Existe en la actualidad una demanda creciente de personas adultas que solicitan el tratamiento de Ortodoncia que no fue realizado a su debido tiempo. Sin embargo, el tratamiento de Ortodoncia en pacientes adultos es más delicado y tiene ciertas limitaciones. Para la aceptación del tratamiento en esta clase de pacientes, existen modernos aparatos correctores de excelente apariencia estética, tolerancia y comodidad.

¿Cuál es la edad adecuada para el tratamiento de Ortodoncia?

Los defectos en la posición de la dentadura y sus huesos correspondientes pueden comenzar a manifestarse a temprana edad, generalmente cuando el niño va perdiendo los dientes de leche y son sustituidos poco a poco por los dientes definitivos. Este es el momento ideal para solicitar consejo del dentista.

Durante el periodo que abarca la niñez y la adolescencia, de los 6 a los 14 años, es cuando la mayoría de pacientes reciben el tratamiento de Ortodoncia, en función de la salida de los dientes y muelas permanentes, y del crecimiento del maxilar y la mandíbula, cuyos defectos manifiestos requieren de una corrección inmediata.

Sin embargo, hay defectos leves y pasajeros en los que el profesional experimentado no debe precipitarse, pues existe la posibilidad de una corrección espontánea. En definitiva, es necesario depositar la confianza en un profesional, quien en base a su experiencia clínica y criterio ético debe decidir cuál es la edad más adecuada para iniciar un tratamiento de Ortodoncia en el caso de que sea necesario.

¿Cuánto dura el tratamiento de Ortodoncia?

Al igual que el médico no puede asegurar la curación definitiva de una enfermedad con total garantía, lo mismo sucede con la Ortodoncia. El tratamiento tiene como objetivo conseguir una dentadura eficiente, sana, perdurable y bella.

El éxito definitivo depende de factores tan variables como la reacción de los dientes y huesos al movimiento, el acierto clínico del profesional, la cooperación del paciente, la presencia de factores hereditarios, etc. Además, los dientes recién movidos tienden de forma natural a regresar a su mal posición original. Para evitar este riesgo, una vez finalizado el tratamiento se retiran los aparatos correctores y son substituidos por unos sencillos y cómodos dispositivos fijos o removibles que son revisados periódicamente por el profesional.

¿En qué consiste un estudio de ortodoncia?

Al aparecer los signos iniciales de defectos en la dentadura y las anomalías de sus huesos correspondientes, es necesario realizar un profundo estudio de su extensión y gravedad, así como de las causas que los han producido. Para ellos se obtiene una copia en yeso de la dentadura, se toman radiografías especiales y fotografías de la cara para observar su posible desfiguración estética. La interpretación de estos datos permite hacer un diagnóstico lo más exacto posible del problema y proponer el tratamiento más adecuado para cada caso.

¿Por qué se producen los defectos en la posición de los dientes?

Existen varias causas, pero las más frecuentes son las siguientes:

  • La influencia de la herencia familiar de defectos parecidos.
  • El moderno consumo de alimentos blandos, que merma el tamaño de los huesos para albergar toda la dentadura.
  • El hábito prolongado de chuparse el dedo o usar el chupete, que produce un avance perjudicial de la dentadura superior.
  • La pérdida prematura de dientes y muelas de leche, por abuso de dulces que complica la aparición de la dentadura definitiva.
  • La mala respiración por la nariz, por inflamación de amígdalas y vegetaciones o por alergias nasales que empeoran el desarrollo normal de la dentadura y sus huesos correspondientes.
  • Ciertas enfermedades periodontales tienden a movilizar los dientes y dan lugar a una mala colocación.

¿Cuáles son los beneficios de la Ortodoncia?

Un tratamiento de Ortodoncia, correctamente ejecutado, consigue el oportuno alineamiento de los dientes y normaliza la posición y el tamaño del maxilar y la mandíbula. De esta manera, los dientes pueden encajar bien entre ellos, procurando la completa masticación de la comida. Al funcionar bien, los dientes no se estropean y se mantienen saludables, lo que asegura una larga vida a la dentadura. Además, unos dientes derechos mejoran la sonrisa y, por tanto, la estética.

¿Se moverán mis dientes después del tratamiento?

Tras finalizar el tratamiento de ortodoncia, deberás seguir una serie de pautas para mantener los resultados como el primer día.

Por ello, en nuestros tratamientos incluimos la retención que consiste en:

  • Retención fija en una arcada o en ambas, dependiendo del punto de partida, que mantendrá los dientes de delante en una posición estable. Estas barritas van pegadas sobre la superficie de los dientes, son completamente reversibles y practicamente no requieren mantenimiento, simplemente la higiene habitual, ya que quedan muy separadas de la encía.
  • Aparatos removibles, de poner y quitar, que se usa para dormir.

 

Que hacer si tienes bruxismo

El bruxismo es una anomalía de los hábitos masticatorios caracterizada por rechinar y apretar los dientes de forma excesiva normalmente de manera inconsciente.

Esta anomalía es destructiva para las piezas dentales, generándose grandes desgastes de las piezas dentales y dolor orofacial.

Si tienes bruxismo debes

  • Reducir la actividad al atardecer, descansar una hora antes de ir a dormir.
  • Utilizar técnicas de relajación antes de dormir.
  • Evitar el alcohol, café y otras sustancias excitantes que puedan alterarnos.
  • No fumar, y si no es posible, evitar hacerlo después del anochecer.
  • Utilizar protectores oclusales, ya sean blandos o rígidos para evitar deterioro dental.
  • En caso de que persista el bruxismo, consultar al médico para recibir tratamiento farmacológico.

Maloclusión, problemas que genera y como tratarla

Una maloclusión se refiere al mal alineamiento de los dientes o a la forma en que los dientes superiores e inferiores encajan entre sí. La mayoría de las personas tienen algún grado de maloclusión, si bien normalmente no es lo suficientemente seria para requerir tratamiento. Aquellas que tienen maloclusiones más severas pueden requerir tratamiento de ortodoncia para corregir el problema.

La maloclusión en un paciente puede producir:

  • Mayor susceptibilidad a traumatismos, la protusión de incisivos superiores incremeta la posibilidad de lesiones dentales
  • Hipersensibilidad dental, la mala posición de piezas dentales genera zonas de fricción que acelera el desgaste del esmalte de estas piezas.
  • Enfermedades periodotales, la mala posición dental genera zonas de difícil acceso para su higiene, por lo que se acumulan bacterias que causan irritacion del tejido gingival y gingivitis.
  • Caries dental, la maloclusión dental genera zonas de mayor acumulación de restos alimentarios de dificil limpieza, lo que facilita la aparición de caries.
  • Problemas de ATM. Una maloclusión puede ocasionar problemas atrósicos (por desplazamiento del cóndilo), masticatorios y de deglución además de dolores locales e irradiados.

La maloclusión se trata con un correcto tratamiento ortodóncico.

 

 

 

 

Salud dental en el embarazo

El embarazo es un momento de gran sensibilidad, no solo para la futura madre, también para el niño que se está gestando. En los principales protocolos de seguimiento del embarazo, la madre ha de visitar al dentista ya que una correcta salud bucodental es esencial para la salud de la madre y del futuro bebe.

Se debe:

  • Realizar la revisión odontológica y todos los tratamientos necesarios antes del embarazo.
  • Controles odontológicos frecuentes durante el embarazo para evitar la gingivitis y la enfermedad periodontal.
  • Si son necesarios tratamientos odontológicos durante el embarazo, realizarlos preferiblemente entre el 4º y el 6º mes de embarazo.
  • Adquirir técnicas de higiene bucodental adecuadas: cepillado correcto, uso de seda dental.
  • Incrementar las medidas de higiene bucodental si se producen vómitos y realizarlas a la mayor brevedad post-vómito.
  • Promover un estilo de vida saludable: alimentación equilibrada evitando alimentos azucarados entre comidas y eliminando hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol.