Fin de tratamiento

Y ahora, ¡sonríe!

4

La retirada de los brackets no duele ni molesta.

En la misma cita colocaremos los retenedores fijos y tomaremos los moldes para entregarte tus retenedores removibles.

Después se realizarán visitas de mantenimiento para valorar el estado de los revendedores y la estabilidad del tratamiento.