Caninos incluidos

Tras las muelas del juicio, los caninos son los dientes que con mayor frecuencia presentan problemas de erupción, o no llegan a erupcionar quedando incluidos en el hueso. Los caninos son dientes especialmente importantes en la boca, por ser dientes muy fuertes, que dirigen a la boca en el movimiento de oclusión, por lo que se deben hacer todos los procedimientos para poder obtener su erupción. La extracción del canino incluido se debe considerar la última alternativa cuando el resto de tratamientos para obtener su erupción no consiguen el resultado deseado.
En ocasiones, pasa desapercibido hasta la edad adulta, ya que el diente de leche se mantiene en la boca y no se aprecia un hueco.
CaninosIncluidosX

Generalmente la erupción del canino se produce de manera natural alrededor de los 13 años. Sin embargo, es aconsejable no esperar a esta edad para detectar un problema ya que se puede tratar de evitar la importación mediante tratamientos preventivos.

Para detectar cualquier problema, es aconsejable realizar una ortopantomografía (radiografía panorámica de la boca) a los 8-9 años para comprobar que el niño presenta todos los dientes, que no existirán obstáculos a la erupción, y que estos se van a realizar de forma correcta.

Los caninos incluidos son más frecuentes en mujeres y tienen un componente genético importante.

La erupción guiada del canino incluido requiere de un tratamiento coordinado entre el cirujano y el ortodoncista. El cirujano debe realizar una pequeña ventana en la encía (fenestrar) que permita al ortodoncista colocar un bracket (soporte ortodóncico) para traccionar el diente hasta la arcada. Previamente el ortodoncista creará el espacio para el diente en la arcada mediante aparatología ortodoncica, que a la vez servirá como punto de apoyo para el movimiento de tracción.

La fenestración del canino es una intervención que se realiza con anestesia local. Es un proceso indoloro, de 20-25 minutos de duración, y con un postoperatorio sin edema (hinchazón), y que requiere una dieta blanda durante 2-3 días.

La coordinación de los tratamientos implicará que tras la retirada de los puntos de sutura (tras una semana), el paciente debe visitar en breve al ortodoncista para iniciar el tratamiento ortodóncico.